4C

Entrar en un Alfa Romeo 4C significa sumergirse en la deportividad. Al igual que por fuera, también en el habitáculo cada elemento tiene una función concreta: se suprime todo el peso innecesario y se proporcionan solo los elementos esenciales para lograr las mejores prestaciones de conducción.

Ante todo la estructura, única, una célula visible realizada en fibra de carbono. En el interior, asientos de carreras que aseguran una posición deportiva, pero confortable. Para realizarlos: material compuesto reforzado, rellenos aligerados y tapicerías a elegir, en tejido técnico o en cuero.

Llamar
Te llamamos