Giulia

El habitáculo del nuevo Giulia se concibió para situar al conductor en el centro de todas sus características ergonómicas. Una línea hombre-máquina invisible y armoniosa pone en sus manos el mando y control absoluto del salpicadero, el cuadro de mandos, el cambio y el volante. Cada detalle está trabajado con un estilo italiano exclusivo donde la forma, la función y la belleza integran una misma experiencia intensa dirigida a todos los sentidos.

Llamar
Te llamamos